19
Enero
2018

Casa Tejá conmemora su X aniversario siendo referente en la inserción laboral y atención de personas con discapacidad del levante

Gestionado por la Asociación La Esperanza, trabajan ya en su siguiente reto: la residencia de adultos para personas con discapacidad intelectual

Casa Tejá conmemora su X aniversario siendo referente en la inserción laboral y atención de personas con discapacidad del levante

La Asociación de Personas con Discapacidad La Esperanza, de Pulpí, miembro de FAAM, Federación Almeriense de Asociaciones de Personas con Discapacidad, arranca 2018 haciendo balance de los diez primeros años de Casa Tejá, su Centro Especial de Empleo, Unidad de Día para personas con discapacidad y Centro Ocupacional.

Una década que les ha situado como referente en el levante almeriense no sólo en la atención directa de personas con cualquier discapacidad sino en la promoción laboral del colectivo. Fue justo hace diez años cuando la Asociación La Esperanza se configuró como Centro Especial de Empleo para reforzar la actividad laboral de todas las personas con discapacidad que en Pulpí y alrededores demandaban una oportunidad. “Comenzamos en el primer trimestre de 2008 con la puesta en marcha del servicio de lavandería industrial contratando así a las primeras personas en esta actividad, trabajadores que previamente habíamos formado a través de un curso de formación ocupacional”, explica Mª Rosa Segura, Presidenta de La Esperanza.

Tras diez años de trayectoria a través del Centro Especial de Empleo La Esperanza ha ampliado sus servicios poniendo en marcha junto a la lavandería industrial otras actividades económicas en los sectores de confección, tintorería y mantenimiento de edificios. Servicios que en la actualidad permiten a la asociación tener contratados a 18 trabajadores con discapacidad. Por otra parte La Esperanza ha buscado soluciones para el mantenimiento de los puestos de trabajo y la creación de nuevos empleos para los demandantes con discapacidad tanto de Pulpí como alrededores. En este sentido son varios los acuerdos firmados tanto con el Ayuntamiento del municipio permitiendo la inserción de 9 trabajadores, como en empresas privadas del levante.

Atendiendo a las demandas de la sociedad, La Esperanza trabaja ya en su reto más importante. La residencia de adultos para personas con discapacidad intelectual, con capacidad para 15 usuarios que finalizará su construcción en las próximas semanas. A partir de entonces la asociación iniciará el equipamiento y los trámites administrativos para su puesta en marcha. Con este recurso cuyas plazas estarán concertadas por la Consejería de Igualdad y Bienestar Social la Asociación cerrará el ciclo de atención directa dirigido a personas con discapacidad. Una atención que empieza en las edades más tempranas a través del servicio de atención temprana que cubre las necesidades de menores de 0 a 6 años.

Por otra parte la asociación también atiende las necesidades asistenciales de personas con discapacidad de entre 16 y 65 años a través de varios recursos que ofrecen 28 plazas concertadas con la Junta y cuya titularidad corresponde al Ayuntamiento de Pulpí. El primero de ellos es el Centro Ocupacional que ofrece actividades que fomentan la integración social en edad laboral a personas que debido a su dependencia no pueden acceder a un puesto ordinario. Talleres prelaborales y atención rehabilitadora que les proporciona un ajuste personal y social habilitando a los usuarios/as laboralmente. El segundo de estos recursos es la unidad de estancias diurnas que ofrece una atención específica e integral a personas en situación de gran dependencia.

Será el sábado 20 de enero cuando La Esperanza desarrolle la primera de las actividades de este aniversario. Se trata de una comida solidaria y de convivencia que llevarán a cabo a partir de las dos de la tarde.

Compártelo

primi sui motori con e-max.it

¿Quieres que te mantengamos informado/a? Síguenos en...FAAM en Facebook FAAM en Flickr Síguenos en Twitter youtube RSS FAAM Publicaciones FAAM en ISSUU