14
Agosto
2012

Las nuevas obras del Ayuntamiento en el casco viejo empeoran el acceso de sillas de ruedas

Verdiblanca va a denunciar la incongruencia de criterios en los pasos de peatones del centro de Almería

Calle Conde Ofalia

En lugar de quitar obstáculos para personas con discapacidad, las nuevas obras que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Almería en el casco antiguo las está ampliando. Donde hace cuatro meses una silla de ruedas podía deambular con plena autonomía, hoy debe hacerlo con ayuda de terceras personas y con dificultad. El motivo es la decisión del gobierno municipal de suprimir la cota cero y colocar en su lugar unos bordillos de 45 grados de inclinación y sin acera rebajada.

Este tipo de materiales ya comenzó a colocarlos el anterior concejal de Obras Públicas almeriense Javier Aureliano García en la calle Navarro Rodrigo, cuando el Ayuntamiento inició la remodelación de la fisionomía de la ciudad hace tres años. A pesar de las críticas realizadas por Verdiblanca y las visitas conjuntas de ambas partes demostrando las dificultades, no se hizo ningún cambio. A ello se suma que en los pasos de cebra (donde los hay) no existe ninguna diferenciación de texturas en el piso que anuncie a las personas ciegas de la existencia de esa señal, tal y como exige la normativa vigente tanto a nivel estatal como autonómico.

 Las nuevas obras llevadas a cabo en el entorno de Correos ha creado una frontera levantada en la calle Padre Luque a lo largo de todo su recorrido hasta su intersección con la calle Real pasando por la Antonio González Egea, y cuyo extremo ya sí es accesible. Además de no existir ningún paso de peatones señalizado, todo el perímetro cuenta con el citado bordillo de 45 grados, en contraposición con la cota cero que existía en mismo lugar la pasada primavera, antes de iniciar las obras de supuesta mejora.

Eso mismo ha ocurrido en las obras de la calle Ricardos y en las Doctor Gómez Ulla y Conde Ofalia, a lo que se añade unas inclinaciones transversales que dificultan aún más la movilidad de sillas de ruedas. En este sentido, la Comisión de Accesibilidad de Verdiblanca ha detectado los contradictorios criterios que lleva a cabo el Ayuntamiento de Almería a la hora de ejecutar nuevas obras en el centro de la ciudad, dado que en calles adyacentes pueden encontrarse tramos adaptados con rebaje a cota cero y otros que no. Así, hay barreras en la calle Rueda López con calle Reyes Católicos, pero no las hay en calle Zaragoza o en Trajano. Y vuelven aparecer en el entorno del Parking de Almadrabillas, frente a la correcta accesibilidad en la calle Murcia.

    Estas incongruencias llevan a Verdiblanca a varias conclusiones: una puede ser que no existen unos criterios claros en el Área de Obras Públicas del Ayuntamiento de Almería a la hora de intervenir en la ciudad; otra es que cada empresa adjudicataria de las ejecuciones tiene libertad para hacer lo que considere oportuno; otra es que no existe una supervisión técnica municipal del desarrollo de las obras y una vez finalizadas supondría un coste añadido modificarlas, como ha ocurrido ya en algunos barrios visitados por Verdiblanca.

Por tal motivo, la entidad social va a solicitar al alcalde de la ciudad, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador Pérez, que medie en la subsanación de estas anomalías y que no se pierda la excelente línea de colaboración que existió durante el anterior equipo de gobierno en esta materia entre ambas partes y que permitió la mejora de muchos barrios.

accesibilidad Almería Ayuntamiento discapacidad obras obstáculos paso de peatones señalización silla de ruedas Verdiblanca

Compártelo

primi sui motori con e-max.it

¿Quieres que te mantengamos informado/a? Síguenos en...FAAM en Facebook FAAM en Flickr Síguenos en Twitter youtube RSS FAAM Publicaciones FAAM en ISSUU